Paseo nocturno

A veces la tía Marta me deja en la cocina y vuelve a casa muy tarde oliendo a cerveza. Entonces, abre la puerta de la cocina y me dice “vamos, nano”, y yo me levanto de mi camita de Sugus de fresa muy contento, porque eso significa que salimos a la calle. Me gusta mucho pasear cuando todo está muy oscuro porque tengo tooodo el parque para mí, y no hay personas ni perritos, salvo la tía Marta y yo.

Cuando caminamos por la noche, aprovecho para hacer muchos pises, porque eso significa que al día siguiente la tía Marta no va a madrugar, y que vamos a estar un montón de tiempo en la cama, durmiendo durante horas, y que, si me porto bien y pongo cara de perrito encontrado en una gasolinera y lloriqueo un poco, la tía Marta me va dejar subir a su enorme cama donde caben un montón de Argis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s