Las niñas acosadoras

Esta tarde la tía Marta me ha llevado a un parque diferente del parque donde hago pises y cacas por las mañanas. Cuando acababa de llegar y estaba olfateando la hierba y los troncos de los árboles, han venido dos niñas tan pequeñas como las primas Cristina y María y le han preguntado a la tía Marta que cómo me llamaba. La tía Marta me ha observado con una mezcla de pena y cariño, y luego ha mirado a las niñas con curiosidad, como si su presencia pudiera suponer algún peligro inminente para perrito, y les ha contestado: “Argi”.

Entonces las niñas se han acercado y me han llamado “Ardi”, y la tía Marta les ha dicho que no, que Argi, y yo me he apartado un poco, porque yo sólo quería hacer unos pises, olisquear la hierba, buscar más perritos y caminar contento por el parque moviendo la cola sin cesar. Y, como me había alejado, se han vuelto a acercar hacia mí con un montón de manos llenas de dedos, mientras le preguntaban a la tía Marta si me podían tocar, si mordía o si ladraba. Y la tía Marta me ha mirado con compasión y con cierto temor, y  les ha explicado que yo era un perrito muy bueno, que no mordía, que no ladraba y que me podían acariciar un poquito. Y he notado como cientos de manos en la cabeza, en el lomo, y una me ha puesto un palito delante de los morros, y yo lo he mordido, y han dicho que soy un perrito muy bueno, y que hacía como el perro de un novio de ella. Y la tía Marta ha abierto mucho los ojos, como hago yo cuando la tía me da un hueso de galleta o una galleta de hueso, y ha preguntado: “¿novio?”. Y la aludida ha contestado que en realidad “ex novio”. Y como me quitaban el palo de la boca y luego me lo volvían a mostrar para que lo mordiera de nuevo, y yo intentaba resguardarme donde la tía Marta, lejos de las niñas, y la tía Marta repetía “¿ex novio?”, la tía ha considerado que las niñas eran una mala influencia para mí y les ha dicho que mejor dejar a perrito, que lo único que quería era corretear y olfatear el parque, y las niñas me han dejado en paz y me han gritado muy contentas mientras me alejaba: “Adiós, Argi”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s