Cuestión de hidratación

Creo que la tía Marta tiene un problema con el agua. No me refiero al agua de mojar a perrito para que deje de oler a perrito, sino a la cantidad de agua que debe beber perrito, porque la tía Marta dice que perrito es mayor, que últimamente hace mucho calor y que debo hidratarme mucho para que perrito siga siendo perrito y no un perrito disecado. Y no sé si será verdad, pero a mí eso me gusta un montón, porque si bebo más noto que puedo mear mucho más y puedo repartir más pises por todo el barrio: por los árboles, por las esquinas, por la hierba o por las ruedas de las máquinas que echan humo y atropellan a perritos.

Así que todas las noches, cuando me quedo dormido en mi camita de rayas azules, verdes y blancas del salón, antes de irnos al cuarto a dormir, la tía Marta me llama hasta que la sigo por tooodo el pasillo hasta la cocina y me señala el cuenco con agua una y otra vez. Y si no hago ademán de beber, la tía Marta se moja los dedos y me los pone ante los morros, y yo los lamo una y otra vez y, como veo que están húmedos por el agua y tengo sed, me acerco al bebedero a hidratarme un montón. Y la tía Marta me golpea suavemente en el lomo y me dice que soy un buen perrito. Y yo muevo la cola sin parar.

Sin duda alguna, la tía Marta tiene un problema con el agua. Si vamos a pasear y llegamos hasta un parque que está muy lejos de casa, cuando llevamos cientos y cientos de pasos recorridos y noto mi lengua torcida en mi boca muy abierta, la tía Marta me observa fijamente, se ríe y se acerca a una fuente. Y pone las manos en cuenco y los llena de agua fresca, y luego se pone en cuclillas para que yo pueda hidratarme sin parar. Como ha pasado esta tarde. Sólo que esta tarde, como había varios perritos alrededor, se han muerto de envidia de que yo tuviera una líder de la manada tan preocupado por la hidratación. Y primero ha venido uno, y luego otro, y luego otro más. Y al final la tía Marta, que sólo tiene manos en cuenco para mí, ha cogido una bolsa negra de cacas de perrito y lo ha llenado con agua varias veces para que todos los perritos bebieran. Y todos se han muerto de la envidia porque la tía Marta es mi miembro alfa y se preocupa mucho por mi hidratación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s