La bici de la tía Marta

Esta tarde la tía Marta ha venido muy enfadada del trabajo y, cuando ha abierto la puerta de la cocina y yo he salido moviendo el rabo sin parar para saludar a mi miembro alfa después de una dura jornada laboral, me ha acariciado un montón y me ha dicho no sé qué cosas de que tengo mucha suerte de ser un perrito y de no enterarme de cómo funciona el mundo, que hay mucho inepto e indeseable por ahí suelto y que ya veremos si estas navidades le llega el presupuesto para regalarme un nuevo bam-bam y un hueso enoorme sin la paga extra de Navidad. Y luego me ha explicado que íbamos ir primero al parque y luego al parking de bicis de enfrente de la oficina donde recauda dinero para hacer parques y jardines, porque había salido tan ofuscada del trabajo que se había olvidado la bici. Así que hemos ido al parque y, una vez que he hecho cacas, la tía Marta me ha llevado hasta el edificio donde trabaja.

Me encanta ir con la tía Marta por el centro de la ciudad, porque, aunque la tía anda muy rápido, si me paro para mear en un esquina, en un borlado, en una papelera, en un pivote o en un árbol, la tía Marta también se para. Así que andamos rápido cinco pasos, y me paro. Y otros cinco, y me vuelvo a parar. Y así hasta el edificio donde recaudan dinero para hacer parques y jardines. Y cuando hemos llegado la tía Marta me ha dicho que entonces tenía que ser muy bueno y portarme bien, porque tenía que llevar la bici en una mano y a perrito en la otra, porque había mucha gente para ir montada en la bici con perrito al lado corriendo. Y yo me he sentado al lado de la bici mientras la tía quitaba el candado  y luego la tía Marta ha sujetado la bici con una mano y la correa de perrito con otra, y hemos andado hacia casa muy rápido, casi sin pararnos a hacer pis.  Y cuando hemos llegado a casa, la tía Marta me ha acariciado un montón y me ha dicho que he sido muy buen perrito, porque hemos recorrido el camino la mar de bien, y yo me he puesto muy contento, porque me gusta mucho que la tía me diga que hago las cosas bien, y he movido el rabo sin parar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s