Husmeando con la tía Marta

Lo que más me gusta del mundo mundial, además de salir a pasear para hacer pises y cacas, olisquear los culos de otros perritos, dormir la siesta en el sofá con la tía Marta y comer todo lo que se ponga a mi alcance, es olfatear con la tía Marta.

La tía Marta husmea la mar de bien. A veces, cuando estamos en casa, me mira muy fijo y me pregunta: “¿Dónde está el hueso, Argi? ¿dónde está el hueso?”. Y empieza a hacer un ruido muy raro con la nariz, como si oliera el aire, y se pone a recorrer tooodas las habitaciones de la casa. Y entonces yo me pongo muy nervioso, porque sé que la tía Marta está buscando mi hueso que dura mucho más que una galleta de hueso o un hueso de galleta, y la sigo por toooodas las habitaciones husmeando en los rincones, porque, si mi miembro alfa olisquea la casa en busca del hueso, yo tengo que seguirle y acompañarle. Y la tía Marta tiene tan buena nariz que siempre lo encuentra, aunque a veces mueva cosas y encienda luces para toparse con él. Y luego me lo enseña como si fuera un trofeo, y yo me siento y me quedo muy quieto, con los ojos casi fuera de las órbitas, para que sepa que quiero que me devuelva mi hueso. Y, cuando me lo da, me pongo muy contento, lo muerdo un poco y busco un buen sitio para esconder de nuevo mi hueso que dura más que una galleta de hueso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s